El Derecho de Retención, “lien”, en el Fletamento por Tiempo

Básicamente un derecho de retención, también conocido como “lien”, es el derecho de una persona a retener un bien que se encuentra bajo su posesión pero pertenece a otra, hasta que una obligación acordada sea cumplida.

En el negocio marítimo el lien más común que nos podemos encontrar es el derecho de retención que ostenta el armador sobre las mercancías que se encuentran bajo su posesión (durante el viaje marítimo), en la modalidad de fletamento por tiempo o por viaje, indistintamente. Por lo general estos liens se configuran como un derecho pasivo a retener ya que no pueden ser cedidos, vendidos o en definitiva transferidos y fenecen y desaparecen cuando las mercancías son definitivamente entregadas al receptor.

El derecho de retención del armador sobre la carga es frecuente que sea recogido en el clausulado de las pólizas de fletamento por tiempo y ese derecho, de estricto origen contractual (contractual lien), que no legal, únicamente generará derechos y obligaciones entre las partes al contrato de fletamento (charterparty). Por tanto, el armador carecerá de cualquier derecho a retener las mercancías de terceros tenedores -ya sean cesionarios o endosatarios-, del conocimiento de embarque, a  menos que dicho tenedor y el fletador sean la misma persona o entidad legal.

Los ejemplos de liens en las más habituales pólizas del mercado como la Shelltime4 (* en la imagen), Baltime, BPTIME3 o NYPE legitiman al armador y recíprocamente al fletador, con sendos derechos de retención posesorios sobre la carga y sobre el buque respectivamente, ante el incumplimiento de una obligación del contrato de fletamento.

Y decimos posesorios porque, a diferencia de otros derechos de retención establecidos en nuestro sistema legal español que tienen una finalidad resarcitoria con la finalidad última de la enajenación del bien en pública subasta u otro medio aceptado en derecho, estos “contractual liens”, por lo general, no conceden la posibilidad de vender o subastar la mercancía.

Así por tanto la esencia del derecho de retención o lien recogido en las pólizas de fletamento por tiempo no es resarcitoria en sentido estricto, sino que con base en la denegación de la entrega de la mercancía la finalidad es meramente de presión al propietario de la misma.

En definitiva, tanto en derecho español (arts. 237 y 238 de la Ley de Navegación Marítima), como bajo ley inglesa (The Agios Giorgis[1976] 2 Lloyd’s Rep. 192, y en The Aegnoussiotis [1977] 1 Lloyd’s Rep. 268),  los armadores obligados en un contrato de fletamento por tiempo, por regla general, ostentan un derecho de retención sobre la carga detallada en el conocimiento de embarque y sobre el titular de éste que a la vez sea el fletador por tiempo, nunca sobre terceros tenedores u otros que carezcan de vinculo societario o asociativo con el fletador por tiempo.

Pedro Gómez-Balboa

Escriba una contestación o un comentario