Ciberataques y responsabilidad

Los ciberataques sufridos por numerosas empresas privadas y entidades públicas pueden tener una incidencia directa en las relaciones comerciales internacionales dada la enorme dependencia tecnológica de la sociedad actual.

Es bien sabido que una de las principales empresas afectadas por el ciberataque del pasado mes de julio de 2017 fue la primera naviera de portacontenedores del mundo, MAERSK.

Como consecuencia del mismo, numerosos contenedores quedaron retenidos en distintos puertos del mundo a la espera de que la naviera pudiera identificar (en muchos casos manualmente) los orígenes, destinos e incluso la propia localización de las mercancías de sus clientes.

En el despacho se han recibido numerosas consultas al respecto y, más concretamente, acerca de la alegación de Fuerza Mayor que MAERSK comunicó a los distintos afectados. Los clientes nos solicitaban aclarar cómo afectaba esta postura a los distintos intervinientes en la cadena logística.

Una de las consultas nos la hacía un exportador europeo que había vendido distintos contenedores en términos CFR (Puerto Chino) a su cliente Chino.

La fecha inicial de entrega (coincidente con la del embarque conforme al término CFR) estaba fijada para primeros del mes de julio.

Como consecuencia del ciberataque, no se pudo cargar la mercancía hasta finales de dicho mes y, además, fue embarcada en un buque distinto al inicialmente programado lo que dio lugar a un retraso y a discrepancias con la carta de crédito abierta para el pago de las mercancías.

En el momento de ser conocida esta situación, por parte del exportador se informó a su comprador chino de la imposibilidad de entregar las mercancías  en tiempo y solicitó que se modificasen los términos de la carta de crédito. Todo ello alegando el mismo argumento de Fuerza Mayor que, a su vez, había comunicado MAERSK.

Toda vez que no existía en el contrato de compraventa de mercancías ninguna disposición relativa a la ley aplicable al contrato era preciso analizar si, conforme a la normativa vigente, dicha alegación de Fuerza Mayor tenía base legal o no.

Legalmente, y a falta de un acuerdo de sometimiento a una ley específica, tendríamos que acudir al Convenio de Viena de 11 de abril de 1980 sobre contratos de compraventa internacional de mercancías del que son parte tanto China como España. El artículo 79 del Convenio dice:

  1. Una parte no será responsable de la falta de cumplimiento de cualquiera de sus obligaciones si prueba que esa falta de cumplimiento se debe a un impedimento ajeno a su voluntad y si no cabía razonablemente esperar que tuviese en cuenta el impedimento en el momento de la celebración del contrato, que lo evitase o superase o que evitase o superase sus consecuencias.
  2. Si la falta de cumplimiento de una de las partes se debe a la falta de cumplimiento de un tercero (en este caso MAERSK) al que haya encargado la ejecución total o parcial del contrato, esa parte sólo quedará exonerada de responsabilidad: a) Si está exonerada conforme al párrafo precedente, y b) Sí el tercero encargado de la ejecución también estaría exonerado en el caso de que se le aplicarán las disposiciones de ese párrafo.

En base a este artículo se puede alegar que el ciberataque sufrido por MAERSK es una de las causas de exoneración de responsabilidad conforme al Convenio dada su carácter imprevisible e inevitable si bien es un argumento abierto al debate y que parece poco probable que asuntos de esta naturaleza acaben resolviéndose en los Juzgados para sacarnos de dudas.

 

2 comments

  1. En este caso me surge la duda siguiente: Si el exportador de las mercacias esta obligado a pagar el importe de las facturas de transporte a la empresa con la que contato el servicio y que debido al ciberataque sufrido por el tercero (maersk) la mercacia se deterioro y tuvo que ser destruida no pudiendo ser entregada al cliente final o importador.
    Tambien me gustaria saber que puede alegar el exportador para no pagar las facturas del transporte si se trata de un asunto de fuerza mayor. Muchas gracias.

    Responder
    1. Apreciado Juan Luis,

      Podemos atender su consulta encantados. Puede dirigir la misma a jfernandez@actam.es

      Responder

Escriba una contestación o un comentario